sábado, 24 de mayo de 2014

Salvando al mundo

Voy repartiendo espadas
de caramelo
para librar de amargura
al Universo.

Y que alegría
cuando llega de pronto
la artillería.
Metiendo ruido
cuando en la olla saltan
las palomitas.

Las golondrinas
aterrizando
son nuestra fuerza aerea
y están arrasando.

En tan cruenta guerra
vamos amputando
la tristeza, el mal rollo
y el desencanto.


Hacemos prisioneros
sin compasión
Les encerramos
entre fuertes abrazos

Les torturamos continuamente
con muchas atenciones
y buen ambiente.

En todas las ONG
nos han vetado
por nuestras malas intenciones

Y el Premio Nobel de la Paz
no nos han dado
porque nuestras actividades
les parecen algo raro.

Fijate bien alrededor
por si no es lo que parece
y quien te ofrece Amor
y quien dice que te ayuda
lo único que pretende
es vivir a costa tuya.

¡¡¡A la batalla¡¡¡, coged vuestras espadas
y no olvideis las chuches
y litros de limonada
porque nuestra guerra, está ganada...

 

2 comentarios:

Agremon dijo...

Pues... tiene partes que me gustan y otras que no. Natural, o no?

Mª José Loureda dijo...

Por supuesto, me jorobaría que le gustase todo a todo el mundo porque me restaría mi parte mas gamberra, jajaja
Gracias por leerme y comentar, trataré de ver si tienes alguna "casa" donde visitarte