viernes, 26 de abril de 2013

Doña Perfección

Busco siempre el momento perfecto.
Trato de no conformarme con menos
Pero tu y yo sabemos, que no es modo
Buscar la perfección siempre y en todo.

Se van perdiendo pequeños matices
Entre lo que sientes y lo que me dices.
Entre lo que percibo y lo que confiesas

Mientras preparo mi Vida Perfecta
El mundo gira a su bola
Y una, que en el fondo no es boba
Sabe que se pierde girar en la rueda

Espontánea, reacciono cual fiera
Si mi perfección tratas de aposentar
Y hacerme vivir en la Realidad

La Belleza está casi siempre
En lo que percibes, en lo que sientes
Y otros pueden no ver lo que tú
Y transformar pequeños momentos

En toda una Plenitud.

Entretanto, Doña Perfección
Ha salido a escena, se abre el Telón.
No hay detalle que no se ha contemplado
Pero la función, aún no terminado.

N OTA: Creo que buscando el momento perfecto, me he perdido muchos pequeños momentos, que juntos hubiesen hecho un día, una semana, un mes, perfecto. Creo que aprenderé de mi error, jajaja
 

2 comentarios:

Pilar Rivero dijo...

Aprenderás en algo, aunque lo dudo ya a nuestras edades, nacimos con ello, ¡vamos que nuestra peineta es esa!
Ser perfeccionista implica pagar un precio demasiado alto, pero no sé porqué siempre buscamos las rebejas, jajajajajaja

Mª José Loureda dijo...

Siempre se aprende Pilar y siempre se puede mejorar...Se pagará el precio que sea necesario, y a veces, en las rebajas hay cosas la mar de chulas, jajajaja Besis cariño