lunes, 11 de enero de 2010

Simplemente María

Este es el lugar
pero no es el hombre
seguiré buscando
quien pronuncie mi nombre

Con ilusión, con alegría
simplemente, María

Quien me cobije
me de resguardo
me de su AMOR
y sin dudarlo

De todo me guardo
Virgen seré

Y solo si te encuentro
despertaré
del letargo de Siglos
y te AMARE

Bendito seas
si es que existieses.
Cuando me acojas
entre tus brazos

Me des cobijo y
me des resguardo

Escuchame, Destino
tu que me baqueteas
me acercas y me alejas
me traes y me llevas

Llévame ya hasta Ël
quiero arder en su hoguera
y sentirme Mujer

Indícame el Camino.
Enciéndeme una Luz.
Que se agotan mis fuerzas
y sostengo mi Cruz

Ya a muy duras penas

2 comentarios:

Jibaro dijo...

Me encanto, logre ver como ardía en esa hoguera que tu poesía anhela.
Saludos.

Mª José Loureda dijo...

Estoy en un momento complicado y crucial, la vida me ha estado quitando, y espero que pronto empiece a devolverme algo